martes, 17 de enero de 2012

cortina rasgada

1966. 128 minutos. director: alfred hitchcock. Reparto: paul newman, julie andrews, lila kedrova, david opatoshu. sinospsis:
Michael Armstrong es un científico norteamericano que viaja a la Alemania Oriental con su novia y secretaria, Sarah Sherman. Una vez allí, actúa como si fuera un desertor con el fin de obtener datos sobre la tecnología nuclear soviética. Pero, precisamente cuando consigue la información que buscaba, es descubierto. La pareja deberá afrontar entonces todo tipo de situaciones peligrosas hasta que consigue huir del país


Film número 50 de Hitchcock. Escrito por Brian Moore, se rueda en exteriores de Berlín, Copenhague y la University Of Southerns California (LA) y en el plató de los Universal Studios (Hollywood). Producido por Hitchcock, se estrena el 14-VII-1966 (EEUU).

La acción tiene lugar en Capenhague, Berlín y Leipzig, a lo largo de unos pocos días, en 1965/66. Michael Armstrong (Paul Newman) es un reputado científico americano experto en ingeniería aeronáutica espacial. Acude con su novia y secretaria, Sarah Sherman (Julie Andrews), a un congreso internacional de física en Copenhague. Preocupada por el extraño comportamiento de Michael, Sarah no le quita el ojo de encima.

La película es un thriller de espionaje internacional con elementos relevantes de acción, suspense, misterio y romance. La atmósfera de tensión que envuelve el relato está bien conseguida. Se basa en una sucesión de situaciones de suspense bien concebidas, imaginativas y sorprendentes en gran medida. Los elementos que usa el realizador son efectivos (contrarreloj, persecuciones, indefensión, dificultades, amenazas). Las combinaciones variables de los mismos crean en el ánimo del espectador sensaciones de incertidumbre, riesgo y peligro. La acción se resuelve en términos de una lucha entre el bien contra el mal en un contexto en el que abundan los subrayados (régimen policiaco, autoritarismo, opresión, anulación del individuo, fanatismo, intransigencia). De la mano de un no disimulado maniqueismo, se añaden referencias sarcásticas sobre la ineficacia y el desorden de la adminsitración oriental (frío que hiela el agua de los vasos, mal sabor del café, pobreza generalizada). Algunas escenas son memorables, como la del autobús de línea, la del horno de la granja, la del fuego en el teatro. La cinta no es tan rica en sutilezas y sugerencias como las que realizó Hitchcock en los años 50. Con todo, es una obra entretenida, notable y grata de ver.

La música, de John Addison ("La huella", Mankiewicz, 1972), reitera un vibrante y pegadizo tema principal, de aire romántico, que anima una partitura de suspense y misterio. Consta de 18 cortes, de entre los que destacan "Main Tittle", "Sarah Alone", "The Murder" y "Love Theme". Se añade un vals vienés en la escena de baile. Hitchcock rechazó por poco comercial la partitura de Herrmann y encargó una nueva a Addison. La fotografía, de John F. Warren ("La angustia de vivir", 1954), del equipo del realizador desde "Recuerda" (1940), construye una narración visual sobria y efectiva, no exenta de algunos toques de virtuosismo. Hace uso de un cromatismo contenido y equilibrado. Newman luce aplomo, veteranía y desenvoltura.
 newman sacandole los secretos al profesor Lint con picardía.
la muerte de Gromek, es una escena inmortal, de las mejores del cine de todos los tiempos.
La clave escenográfica, antes de la huida, es el alucinante señor Gromek. El agente secreto que había estado en USA en una ocasión. El secreta que usaba abrigo de cuero negro.
-“¿Dónde está Gromek?” –pregunta el jefe-. “¡Qué venga Gromek!” “¡Buscarme a Gromek!”
¡Vuelve, Gromek! Gromek… te necesito. Gromek… no sé por qué… pero… te quiero.

Nosotros sabemos que Gromek ya no va a venir.
A mi, personalmente, me da mucha pena que Gromek no vaya corriendo a recibir las siguientes órdenes. Me duele. Ya no volverá porque el hombre de MacKintosh se lo ha cargado.
En la casita de campo de la Avenida de las Amapolas número Pi, hay una pelea ´made in Alfredo´ de lo más atrayente del cine. La rubia subversiva que vive allí y Newman han sido descubiertos por Gromek que se los va a llevar a ambos de vacaciones pagadas a Siberia. Newman agarra con furia a Gromek y le quiere asfixiar. Gromek le advierte: “¡Suélteme, estúpido, estoy entrenado por especialistas en la lucha cuerpo a cuerpo!” Joder, Alfredo, un hombre va a morir y le pones a decir tonterías… ¡Entrenado en la lucha cuerpo a cuerpo! ¡Por especialistas! Pues parece más bien que ha sido entrenado por Mr. Bean en persona.
La mujer, que no tiene desperdicio es ese cubículo, le clava un cuchillo de mala manera. Gromek resiste. Newman sigue aplicando la presa con fuerza. Gromek tiene un brazo libre, le sobra, pero inexplicablemente se lo echa a la espalda… Nunca sabremos porqué. No quiere defenderse, sólo aguantar. Newman y la rubia le arrastran y le meten la cabeza en el horno … Gromek, Gromek … ¡Pero si te hemos visto que te has dejado empujar hacia el horno!
Quieren dormirlo para siempre. Lo gasean.
No hay quien se lo crea; Gromek es superior pero de largo; más fuerte que los dos juntos. Aún así, la secuencia tiene un atractivo visual magnético irresistible. La rubia lo ha pasado mal, está agotada, sudorosa, insinuante; se decide por agarrar la pala porque Newman ya no puede ni con la camisa y no parece que la vaya a hacer nada … Va a enterrar al poli. La rubia debe tener un cementerio de incógnito detrás de la casa algo impresionante.
Gromek, ha muerto porque le ha dado la gana, es un personaje que jamás te fallará; no como un ex-amigo que tengo que siempre había creído que era un tío duro y el otro día le llamé al móvil y tenía puesto un yavoy de Paulina Rubio. Por favor... Con Gromek no tendrás esas decepciones.

Llegan las escenas de la pizarra, las del profe y Newman, exageradas, antedichas ya por Newman; y luego la huida, agobiante. La bailarina sabuesa, los viajeros del autobús … Pero Gromek ya no está.

Corramos una cortina rasgada sobre tamañas escenas que, seguro, serán difíciles de olvidar.
después de la muerte de Gromek, tiene 10 minutos memorables, como es el autobus, simplemente magistral. Esa tensión de dos autobuses siguiéndose, solo la puede lograr sir alfred.
paul newman, es un agente secreto, que trabaja para la organización pi.
Estamos ante una de las más brillantes creaciones del Mago del suspense. Y aunque primeramente fue una película mal entendida, concedida en medio de la crisis del cine de los 60, y que tuvo incluso poco éxito de taquilla, lo que sí es innegable es que ha ido ganando y creciendo con el tiempo.
Lo cierto es que el tiempo nos ha demostrado que es toda una obra de arte, que es un tipo de cine tan difícil de encontrar hoy. Esta película es pura narrativa, narrativa cinematográfica, es la esencia misma del cine. Hay una fluidez narrativa asombrosa. Es una esplendida película de la parte más irreal y por ello más original de la filmografía del maestro.

Es una de las películas más “dibujadas”, uno tiene la sensación de que todo sucede como en un comic. Y también es una película enormemente divertida, con un suspense maravilloso, y a la vez una de las más horrorosas, como es la escena de la granja, donde Hitchocock demuestra lo difícil que es matar a alguien cuando no se puede utilizar la pistola. Luego la idea del autobús es brillante, yo creo que es una de los mejores episodios que ha creado Hitchcock y que es ya parte insustituible de la historia del cine.

Otra de las cosas de las que más se habló en su momento fue de la pareja protagonista; Paul Newman y Julie Andrwes. Ciertamente no fueron los que Hitchcock quería, pero por distintas exigencias de los estudios a él no le quedó otra opción sino la de irse amoldándose a distintas circunstancias; no pudo contar con su músico de siempre porque querían una música más acorde a los años 60, tampoco con su fotógrafo... y lo mismo con los actores. Y aunque ciertamente Julie Andrews no es lo que se dice “una heroína Hitckoniana” ni Paul Newman es Gary Grant, lo cierto es que no lo hicieron nada mal, sobre todo Newman que está aquí asombroso y que es uno de los mejores actores de la historia del cine. Y también se ve cierta química entre Newman y Andrews, realmente parecen una pareja. Aunque lo que más destaca son los secundarios, que cobran más protagonismo que los protagonistas.

Es una historia que se ve sin pestañear, que atrapa y engancha de principio a fin. Es una historia de espías con la originalidad de que el espía no es un espía profesional, sino un científico. Es una película donde abundan unos juegos de miradas portentosos, y donde abundan unos insertos que provocan tensión.

Hay que destacar ese talento especial de Hitchcock para tratar, para contar historia de amor, a veces parece que es la historia de amor es la que guía y condiciona a la trama. Es una película que tuvo mucha influencia posteriormente y de la que bebieron los 007.

En definitiva yo creo que estamos ante todo un espectáculo cinematográfico, ante una historia nueva, original de espías, todo un talento por parte del maestro y en la que a la vez conserva, su estilo, su estructura, su puesta en escena, su toque maestro... Es Hitchcock.
el personaje de Gromek, buenísimo.
nadie es capaz de igualar en tensión al maestro, y darle tanto realismo, por ejemplo a las escenas de muerte.

me sobra julie andrews, pero el resto de actores está a un buen nível.
video
 un hitchcock menor, según dicen por ahí, no coincido en absoluto, no es una obra menor del maestro. Tiene todos los ingredientes, del buen hitch. 3 escenas memorables: la muerte de gromek, el autobús, el teatro. Quizás echo de menos algo más de espionaje, pero está muy bien, por ejemplo esa otra escena de newman entrando en el museo. Intriga, grandes planos, paul newman, buena banda sonora, tensión... no sé que más se le puede pedir a una película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario