martes, 3 de enero de 2012

justicia callejera 3

1985, usa, 92 minutos acción. director: michael winner. reparto: charles bronson, ed lauter, martin balsam, gavan ohearlihy.
sinopsis: Paul Kersey, un vigilante, regresa a Nueva York para visitar a un amigo, pero cuando llega se encuentra con que éste está a punto de fallecer, vícitima de una paliza que le ha dado la banda de Manny Fraker. Para colmo de males, en ese preciso momento entra la policía y sorprende a Paul sosteniendo un arma en el lugar del crimen.

Una de las mejores películas de la saga, con Bronson limpiando un barrio completo de maleantes, poniendo trampas y todo a lo Mac Guiver, demostrando que nunca habrá un actor que muestre en pantalla esa chulería y esa testosterona, ahora se lleva el heroe metrosexual tipo Matt Damon...... sin comentarios.
Fascinante. Maravillosa. Impactante. Dura y al mismo tiempo emotiva. Violencia mezclada son romanticismo. De esas películas que te hacen pensar y reflexionar sobre la naturaleza del ser humano... sin pedirle al espectador a cambio ni un solo segundo de aburrimiento. No terminaría jamás de describir una de las obras maestras del cine de acción de toda su Historia. Hablamos de la mejor saga cinematográfica de más de tres películas. Es más, si pensamos en las mejores trilogías de la Historia (El Padrino, La Guerra de las Galaxias...), ninguna alcanza su pico en la tercera parte (quizá la trilogía no cronológica de Sergio Leone con Clint Eastwood sea la única que mantenga un nivel extraordinario en cada episodio). Sin embargo Death Wish III es la sublimación de Paul Kersey como justiciero. La mejor de las cuatro secuelas generadas por Death Wish, superando incluso a la original.

Sobre la película, ya lo ha dicho todo la reseña de Dregen 77. Sólo me gustaría destacar la gran labor de los secundarios Ed Lauter (otro duro de la escuela Bronson) y Martin Balsam, y el magnífico trabajo de Gavan O'Herlihy en el papel de Manny Fraker, sin duda uno de los villanos más carismáticos y deleznables de la Historia del cine, pese a su ridículo peinado.
 Esto es lo que yo quiero ver en una película de justicieros, conversaciones absurdas, muertes inexplicables, arsenales tras la bandera americana, cientos de melenudos irrespetuosos que van a recibir su merecido.
Realmente me pregunto si en USA los pandilleros de los años 70 vestían de esa forma tan ridícula y sobre todo si había un número tan excesivamente elevado de ellos, ya que parecen ser más que la población normal.
 Charles Bronson totalmente pellejoso repartiendo plomo a diestro y siniestro con mas mala leche que nunca, pero ¿Porqué? Pues porque la banda de delincuentes de turno asesina a un amigo suyo ¿Para qué quieres mas? Como consecuencia Paul Kersey decide instalarse en el barrio para vengar la muerte de su amigo y así empiezar a "apatrullar la ciudad".
 Creo que no cabe duda que desde el punto de vista del entretenimiento es la mejor Death Wish de la trilogía sin valorar las dos restantes entregas. La segunda parte no fue acertada puesto que parecía un remake al no alejarse prácticamente de nada que no estuviera ya en la primera de forma mejor contada. Pero supieron dar el pequeño golpe de volante adecuado para que esta tercera parte de las andanzas de ese vigilante urbano que siempre se tomaba la justicia por su mano se pusiera al servicio de la acción y el entretenimiento palomitero, aunque en parte siga sin ocultar ni un ápice sus marcadísimos mensajes conservadores.
el juego del spectrum, tan vicioso como la peli.
El justiciero vuelve a la carga, y lo hace a lo grande. Olviden lo visto anteriormente, porque en ésta tercera entrega al director y guionista se les va completamente la pinza y nos ofrecen un amplio catálogo de disparates: muertes, incendios y explosiones para dar y tomar (por lo visto se disponía de un buen presupuesto y no lo desaprovecharon) sin desatender otros asuntos como los robos, palizas o las violaciones de rigor. Para ello convierten un barrio marginal de Nueva York en una auténtica zona de guerra plagada de delincuentes sin escrúpulos.

Y qué decir de Charles Bronson: a su edad y corre que se las pela, liga sin proponérselo y ahora, además de todo eso, nos demuestra que también entiende un huevo de bricolage.

No hay lugar a dudas: DEATH WISH 3 es la mejor y más demencial de toda la saga del justiciero, y de obligada visión para cualquier aficionado a los tiros y al gamberrismo en general.
el peinado del malo, pasará a la historia del cine, ni eduardo manostijeras.
secundarios de auténtico lujazo: ed lauter, un actor como la copa de un pino y ed balsam otro actorazo, los dos estuvieron en películas de sir alfred hitchcock, pocos pueden decir eso.


Kersey más activo que nunca, incluso provocará a los delincuentes para que le den una excusa para matarlos. Como la escena en la que pasea con una cámara de fotos colgada al hombro por uno de los barrios más peligrosos de la ciudad esperando que algún chorizo se la robe para liquidarlo. Y entre tanta matanza también habrá sitio para el amor, porque Bronson a sus 63 años vuelve a pillar con una tía.
bronson se liga a una abogada, sin apenas curraselo, afortunadamente el papel de la tia, es corto, porque en dos minutos está volando por los aires, y es que sin jill ireland, la esposa de bronson en la realidad, el bueno de charles, sino estaba su mujer de aquella, no tenía ganas de romances, sólo de cargarse a peña.
martin balsam le da mucho cache a la película.
en cuanto a guión, de la saga, de las 5, es la menos currada sin duda, es inverósimil la historia, la mires por dónde la mires, desde el romance, hasta el papel del policia lauter, que al final, empieza también a tiros... es todo un spaguetti western en la ciudad, con pandillas callejeras, típica historia de vendetta. Pero de las 5, es la que más me la pone tiesa. Se prescinde del guión, para ser una película de acción pura y dura, los últimos 20 minutos de la cinta, son una auténtica orgía de muerte y destrucción. Una auténtica joya, para desestresarse del duro día, y de los trepas que nos asolan día y noche, para sacarnos la sangre, políticos, jefes, los bancos, el corte inglés, los típicos amigos pesados, y los gilis que campan por internet . Una obra maestra del entretenimiento.
Cannon apostaba por el entretenimiento. Estos eran heroes de los ochenta, los de verdad. El tranquilo bronson, con su bigote, sacando su pistola de safaris africanos, y su bazooka tranquilamente por la calle, con el visto bueno y ayuda del madero ed lauter, también con alma de llanero solitario.  Dos tios, que matan con la facilidad de tirarse un pedo. Es demencial esta película, el entretenimiento es absoluto, y merece el título de obra maestra.
video
 tercera película de la saga, que comento, ya solo me falta la primera parte y la quinta, que para mi gusto, es la peor. Increible charles bronson una vez más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario