martes, 31 de enero de 2012

cuando ruge la marabunta

director: byron haskin. 95 minutos. usa. drama-acción. interpretes: charlon heston, eleonor parker, william conrad. 1954.
sinopsis: En la jungla sudamericana, el propietario de una gran plantación (Charlton Heston) decide casarse por correspondencia para tener un hijo que herede su hacienda. A su esposa (Eleanor Parker) no le resultará fácil adaptarse a la brusquedad del marido y a las costumbres de los nativos. Mientras, una terrible plaga de hormigas asesinas amenaza la región..

Equilibrio inexistente entre las aventuras y el romanticismo patatero. Lo más imporante en ella no es la selva densa, ni las seducciones pelirrojas, ni los batallones de hormigas puñeteras; lo más valioso y significativo es que ¡CHARLTON HESTON ES VIRGEN!... En fin, a uno le quedan todavía muchas cosas por ver.

Me quedo con algunas conversaciones memorables que analizadas dan mucho juego, como ésta:

-Insisto en que conoce bien a los hombres.
-Mejor que usted a las mujeres.
-¿Dónde lo aprendió? [Obviamente Heston por aquella época no era muy listo] ¿De qué hombre? [Aquí recupera la inspiración]... He puesto el dedo en la llaga ¿verdad? [Lo que debería de hacer es poner el dedo en otra parte si quiere ligar un poco] ¿Ha pertenecido a otro? [Con la última oración se observa que es un poco gilipollas e inocente, la chica tiene 30 años...]


También para el recuerdo, ese diálogo en el que compara a las mujeres castas con los pianos aún por estrenar.



PD. La pongo un 5 porque el director optó por la idea de que el personaje de Eleanor Parker no fuera virgen y tuviera experiencia en los asuntos de cama o hamaca (según dicen en la selva es muy normal acostarse con la pareja mientras uno se balancea, aunque el tema debe ser un poco complicado con tanto movimiento), hubiese sido una película de ciencia-ficción.
 Pese a lo que pueda parecer, "Cuando ruge la marabunta" es un melodrama camuflado dentro del género de aventuras en la selva amazónica, ya que carece del dinamismo de otras películas similares (sólo se acelera un poco el ritmo en la parte final, con el ataque de las hormigas).
Sin embargo, hay que reconocer que la dirección es correcta y las interpretaciones, excelentes. Eleanor Parker, bellísima y con una sensualidad muy elegante - con una enorme carga, casi sexual, para la época de la que hablamos -, capaz de dominar el arrogante y hermético carácter del personaje de Charlton Heston, un actor que siempre ha demostrado un gran carisma en pantalla y que borda a ese rico terrateniente ambicioso, solitario y poco acostumbrado al trato con mujeres, pese a que las desee como extensión de sus dominios.
Además, la puesta en escena destaca especialmente por esa rígida y demasiado formalista relación entre el matrimonio por poderes de los protagonistas.
Por último, como curiosidad, decir que el mayordomo de Heston está interpretado por un actor del que nadie conocerá su nombre, pero que identificaremos enseguida por su rol del sheik Ilderin en la oscarizada
 Allá por los años 50 se producían muchos filmes de Serie B de monstruitos y de ciencia-ficción, un tanto ingenuos y de bajísima calidad y el director Byron Haskin fue el encargado de dirigir y producir alguno de los antes mencionados. En el año 1954, contando con un mayor presupuesto en sus manos se encargó de dirigir esta más que curiosa película sobre unas hormigas gigantes que arrasan los cultivos de un rico propietario en la selva del Amazonas. Lo más curioso es la mezcla de cine catastrofista mezclado con aventuras y la del casamiento del rico propietario con la joven de buena familia americana, que constituye un drama matrimonial que sobra por completo en la trama, que aburre de sobremanera y resulta tedioso y que da parte a un romance algo bobo y ciertamente alargado hasta la aparición de la trama de las hormigas ya a mitad de metraje. No obstante, la segunda parte de la cinta en la que aparecen al fin las hormigas se torna muchísimo más entretenida y repleta de acción y suspense, razón por la cual el filme posee ahora mismo un 7 por mi parte.

En lo referente a las interpretaciones, Charlton Heston se encontraba en su mejor época como actor ya que ya había logrado reconocimiento popular y actoral e interpreta de buena forma a ese hombre rico y duro con un corazón cerrado que su encantadora esposa se encargará de abrir. Por otra parte, Eleanor Parker se encuentra a un buen nivel y destaca su buena química con Heston. En cuanto a los efectos especiales, no creo que estén anticuados a pesar de los años que han transcurrido desde entonces y hoy día cabría decir aún siguen siendo bastante buenos y creíbles, aunque las técnicas de las que se dispone en la actualidad permitan mayores avances.

En resumen, una interesante cinta que mezcla el drama y las aventuras de una extraña forma, siendo la primera parte la dramática y la segunda la de aventuras pero que por desgracia la primera aburre muchísimo debido a esa trama matrimonial fuera de lugar.

·LO MEJOR: la segunda mitad del metraje. Los efectos especiales. Las interpretaciones.

·LO PEOR: la trama del drama matrimonial está más que de sobra y solo me provoca aburrimiento.
 A medio camino entre película dramática, aventura y desastres naturales, su principal problema es que hay dos películas o partes muy diferenciadas en ella. El otro factor en contra, exógeno al fin, reside en la mella que el paso del tiempo (55 años) ha hecho en sus efectos visuales, hoy, lógicamente, muy superados.

La primera parte del film, fotografiado de manera elegantísima en un rico Technicolor no se diferencia mucho de otros clásicos de la década de los 50. Las escenas interiores están muy bien rodadas con estudiados encuadres, pequeños y ágiles travellings, etc.

Un propietario rico se casa por poderes con una mujer que no conoce y de la que sólo espera que le dé un heredero.
Él es duro, áspero, insensible, machista, nada condescendiente y, sobre todo, no soporta no ser el primero en todo, lo que le provocará un conflicto interno derivado de un cierto complejo.
Ella es bellísima, inteligente, ilustrada y, hasta cierto punto, sumisa; anhela ser una buena esposa y formar una familia. A lo largo del film luce varios vestidos, desde el blanco hasta el negro, pasando por un atrevido y moderno conjunto con corbata, en contraposición a su anticuado marido.
Radiante Eleanor Parker, desconozco si en alguna película ha aparecido más bella (admito sugerencias). Lo que sí es constatable es que forman una pareja de guapos estupenda.
Repentinamente aparece la marabunta (plaga de hormigas carnívoras), destrozando todo a su paso, convirtiéndose en un enemigo inexpugnable. Esta segunda parte, sin ser mala, está resuelta muy rápidamente.

Es una película que sin ser una maravilla, resulta interesante, con cierto encanto, en la que destaca, y de qué manera, Eleanor Parker.
video
 Las aventuras en esta película, son secundarias, todo lo centra la relación romántica entre heston y eleonor parker, la cúal esta brillante, aunque no creible pero eso ya es culpa de los guionistas. Eso de hombre sólo que no vió una mujer en su vida, busca esposa, y una mujer de estados unidos, se va a la selva oyendo su ofrecimiento... Olvidandonos de esa tontería, la relación entre ambos, ocupa la primera parte de la película, de un corte muy clásico, a lo mogambo, la reina de áfrica, pero de menor valía.
En cuanto a la segunda parte de la película,  por fin hay acción, la temida marabunta, amenaza con comerse todo lo que el gran hombre creo... me recuerda a Moisés en los 10 mandamientos, pero en vez de ser él , el que inflige castigos ahora los sufre. El final es brillante, todo hay que decirlo y los 10 minutos finales son de una intensidad increible con una muy buena selección de planos y una grata banda sonora. A caballo entre el cine romántico, aventuras y desastres naturales aunque todo se centra en la hipnótica belleza de eleonor parker y la extraña relación que tiene con charlon heston, al que trata como a un niño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario