sábado, 19 de noviembre de 2011

jo que noche

año 1985. director martin scorsese. actores: griffin dunne, rossanna arquette. comedia negra.
argumento: Al finalizar su jornada laboral, un solitario empleado de una compañía de informática (Griffin Dunne) se ve envuelto en una serie de extrañas circunstancias que le llevan a uno de los peores barrios de Nueva York. Allí, vivirá una interminable y alocada noche...


¿Comedia o Drama? No sabría decirlo, una estupenda mezcla de géneros que da como resultado una gran película sin duda.

Scorsese nos adentra en el barrio de los artistas Neoyorquinos, El Soho con una delirante película llena de humor y sentimientos. Consiguiendo un ritmo trepidante de principio a fin.

El personaje central es un muchacho guapote, interpretado de forma magistral por Griffin Dune (¡que gran actor!), y secundado por unas magníficos actores de reparto, los cuales todos tienen su ratito de gloria. Fantásticas Teri Garr y una jovencísima Linda Florentino y sobre todo Rosanna Arquette, la cual hace un papelón el rato que sale, haciendo de chica dulce, con problemas, un pelín tontorrona, mucho lo suyo.

Scorsese apoyado en un genial guión sin apenas fisuras nos cuenta la agitada noche del muchacho, en la que haga lo que haga todo termina igual, metiéndose en un tremendo lío, no se puede meter la pata más veces en la misma noche, y el resultado es que es odiado, perseguido y atacado por cada personaje que conoce en tan particular barrio, la mala fortuna le persigue una y otra vez sin remisión, un gafe auténtico el colega.

No tiene desperdicio casi ninguna escena, ninguna conversación, las hay geniales, como la que tiene Griffin con Teri Garr, en la que, como no, mete también la pata, como tiene que ser. Aunque repito que no baja el tono en ninguna de las escenas, todas perfectas, grande Scorsese.

La recomiendo totalmente, se pasa bomba con las desgracias de Paul, que así se llama el protagonista, la he visto más de una vez y no pierde ni pizca de frescura e interés, es más, con la segunda visión gana bastante.

Y se me olvidaba, genial final, de los que hacen época.
 Scorsese es el autor de esta sencilla cinta lejos de los fastos artísticos y técnicos de su taller, pero no siendo empero obstáculo para resaltar esta cinta como una de las más divertidas ocurrencias jamás filmadas por director alguno, y más de las dimensiones de este mostruo.

"Jo, que noche" es un alarde ingenioso de locura, que sirve a su vez como pretexto para retratar líbremente la fauna nocturna Neo Yorkina.

Desde que Paul (desconocido para mí Griffin Dunne) aparece por vez primera en pantalla enseñando a un becario las anodinas tareas de registrar un archivo con la primaria informática de los 80, la sabia cámara del maestro nos adentra de lleno en una especie de ensoñación que con el transcurrir del metraje adquirirá un vertiginoso ritmo de filmación.

Scorsese firma esta película pero no con las dudas que al principio puede concitar su visionado, esto es, la de cumplir expediente, sino más bien con las sanas intenciones de hacer pasar un divertido rato al espectador sin perder en ningún momento ni un sólo ápice de esfuerzo artístico para deleite y gozo de sus innumerables admiradores.

¿Qué se puede desencadenar en una sola noche y a raiz de un encuentro fortuito de nuestro protagonista Paul con una desconocida en el interior de una pizzeria y mientras éste está leyendo un libro de Henry miller, "Trópico de Cancer"?.
Vibrante, divertida y entretenida comedia dirigida por Martin Scorsese (Infiltrados, Taxi Driver) y protagonizada por un gran Griffin Dunne, que cuenta la delirante historia vivida por un solitario empleado de una compañía de informática que se dispone a pasar una buena noche después de un duro día de trabajo.

El exquisito humor inteligente del que está compuesto la película irá acompañando a su personaje, Paul Hackett (Dunne), durante todo el metraje de la misma, en el que su protagonista vivirá todo tipo de alocadas situaciones que se convertirán en una maraña de la que no podrá deshacerse.

Todo empieza cuando conoce a una agradable joven mientras hace boca y lee su libro favorito en un bar. El plan es sencillo: conquistar a la chica y conseguir pasar una noche agradable, pero según pasan las horas todo se va complicando y el escenario en el que se desarrolla la acción, el SoHo, uno de los entonces peores barrios de Nueva York, no contribuye a mejorar la situación de su desesperado protagonista.

Banda sonora con buenos detalles, destacando dos piezas de Mozart y Bach, además de la melodía central, que contrastan con las sevillanas de Manitas de Plata sonando a toda pastilla en la radio de un taxi que aparece en una de las escenas. Martin Scorsese, con aires de Hitchcock, repite cameo en esta película.
Scorsese, es fanático de alfred hitchcock, eso lo pone de manifiesto en esta genial película. Una comedia o drama? alocada, en la onda, de 39 escalones. Recoje lo mejor del cine: las locas comedias de hitch, el cine comico del blanco y negro, y la atmosfera de los ochenta, con sus tribus urbanas, perfectamente retratadas. una comedia imposible, de enredos y más enredos, que a mi particularmente, me encanta, todo con el añadido de la buena labor de scorsese.
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario