martes, 8 de noviembre de 2011

papillón

director: franklin schaffner. 153 minutos. reparto: steve macqueen, dustin hoffman, victor jory, anthony zerbe. año: 1973.
argumento: Papillon", un hombre condenado por asesinato, es enviado a un penal de la Guayana francesa. Durante el viaje en barco, conoce a Luis Dega, falsificador de Bonos de la Defensa Nacional, un hombre débil, al que "Papillon" ofrece protección a cambio del dinero que necesita para huir de la cárcel.

La película nos muestra uno de los mayores cantos que se han dado jamás a la amistad y a la superación de uno mismo por conseguir una meta digna como hombre que es la libertad. El país de la igualdad, libertad y fraternidad tuvo durante casi cien años uno de los sistemas penitenciarios más inhumanos que el hombre conociese nunca. Y solamente en 1938, cuando quedaba menos de un año para el comienzo de la Segunda Guerra Mundial Francia lo retiró. Las barbaridades fueron tantas que los habitantes de la Guayana Francesa prefirieron el régimen proalemán de Vichy a los "demócratas" de DeGaulle.
Que un hombre como Papillon luche por sobrevivir manteniendo los valores, es algo a rescatar en nuestra cansina sociedad hastiada de vivir.
La película fue la primera y la última producida (junto al francés Dorfmann, clásico de muchos clásicos franceses como "Tristana") por el propio Schaffner que era un enamorado de la novela de Henri Charrière.
El guión de Dalton Trumbo ("Johny cogió su fusil", "Vacaciones en Roma" o "Espartaco") es uno de los mejores de su carrera, estamos ante uno de los cinco guionistas mejores de la historia del cine, y en "Papillon" consigue un equilibrio entre el drama y la acción muy difícil de encontrar actualmente.
La película contaba quizá con los dos actores más de moda a principios de los setenta, caso de Duston Hoffman que ya había hecho "El graduado", "Cowboy de medianoche” o "Perros de paja" y Steve McQueen "La evasión" o "Bullit". Baste decir que sus interpretaciones son para que se pasen en las escuelas de actores. Los secundarios también están fabulosos.
El compositor Jerry Goldsmith hizo la mejor banda sonora de todas las colaboraciones con Schaffner. El fotógrafo de "Patton" volvió a trabajar en la película demostrando que sabe buscar los tonos más adecuados para cada momento.
La película fue ninguneada en los Oscar, y es que la etapa de gloria de Schaffner con la academia ya había pasado, afortunadamente el tiempo ha hecho que "Papillon" esté considerada como una joya dentro del subgénero del drama carcelario y que para muchos sea probablemente la mejor película del excelente director Franklin J. Schaffner.
La honestidad, el sacrificio, el compañerismo, la desesperación, el apoyo, el aprecio, la amistad... Ante todo, Papillón nos ofrece un esforzado retrato sobre la condición humana tras este brillante y duro drama carcelario que, posiblemente peque de resultar un poco más extensa de lo que debería ser pero que, en el camino, nos apremia con imágenes y secuencias de una firmeza y belleza pasmosas, así como de otros momentos desgarradoramente crudos.

Una de las facetas que mejor domina el realizador, es la de saber crear en cada momento el ambiente idóneo, ya sea opresivo, disperso o reposado, logrando de este modo que el relato ofrecido no peque de inverosímil.
La interpretación de un Steve McQueen que va de menos a más, y cuya labor posee momentos de una lucidez impactante, también obra un factor muy importante aquí. El acompañamiento de Hoffman, que resulta sencillo y vivaz, es de agradecer, por saber aportar al personaje los tintes adecuados.

Posiblemente, y junto a El expreso de medianoche, uno de los films más contundentes y estremecedores que servidor haya podido observar servidor en este género.
Por cierto, magnífico final y brillante epílogo.
una de las mejores películas que vi en mi vida. Es un canto a la vida, un hombre que es despojado de toda dignidad humana, o eso creen sus carceleros. Lo que no saben, es que el señor belbenoit, tiene un sueño, que es ser libre, y ni los castigos, ni las prisiones, ni la jungla, se los quitaran. Ese sueño se alimenta día a día, noche a noche, y es lo que le hace conseguir su objetivo. Ya no es que solo sea eso, es que también es una película de aventuras colosal. Así tenemos a nuestro hombre, en la prisión, en celdas individuales, sin luz comiendose los insectos, lo tenemos en la selva, viviendo en el paraíso con unas indigenas, despúes lo tenemos en una isla de leprosos, traicionado por una monja. No me quiero olvidar del tercer factor de porque esta peli es una maravilla: y no es otra que la colosal, monumental actuación del dios steven macqueen, que hace la actuación de su vida, genialmente secundando por dustin hoffman. Una película inolvidable, que no debe caer jamás en el olvido.

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario