jueves, 3 de noviembre de 2011

la fiera de mi niña

año 1938, usa. director: howard hawks. actores: katherine hepburn, carey grant.
argumento: david Huxley (Cary Grant) es un paleontólogo tímido y despistado que está a punto de acabar la laboriosa reconstrucción del esqueleto de un brontosaurio, del que sólo le falta una clavícula intercostal. También está a punto de casarse con su anodina secretaria. En un partido de golf con el abogado de una solterona millonaria, potencial mecenas del museo para el que trabaja, Huxley conoce a Susan Vance (Katharine Hepburn), una joven adinerada y caprichosa que hará lo posible para que no culmine ninguno de sus dos proyectos: se dedicará a manipular a Huxley para seducirlo con un estilo muy peculiar: le abolla el coche, le desgarra el smoking, esconde su ropa, le rompe las gafas y por si fuera poco, lo embauca para que cuide a un joven leopardo llamado "Baby".

Si te gustan las comedias y a la vez buscas las mejores a través de la historia del cine...stop...has dado con una de las mejores, pero cuando digo mejores, lo digo...CON LA BOCA GRANDE.
Aún siendo el fan número 1 de Katherine Hepburn, la mejor actriz que ha parido madre ( echad un vistazo a sus oscars y nominaciones ), voy a ser objetivo e imparcial. Estamos ante un supertrabajo de Howard Hawks, ¡¡¡ maestro, me quito el sombrero ante usted !!!
En las comedias más recientes, les hecho en falta una consistencia al argumento , un guión con peso, con ritmo. Estoy harto de ver comedias a base de escenas cortitas que te hacen mucha gracia, pero que pierden el hilo argumental , naufragando por momentos la idea principal. Al final varias risas, pero si te preguntan cual era el tema...buffff, pues te cuesta un follón adivinarlo.

Esta tiene un ritmo trepidante, continuo, simétrico, constante y sobretodo muy regular. No te da un momento de respiro y acompaña al argumento, quizás abusa un poco de las casualidades, ( ver espoiler ) pero están todas preparadas, para hacer encajar todas las piezas de este magnífico puzzle, a medida que va avanzando la cinta. El peso de la película lo llevan los dos actores principales, Katherine Hepburn y Cary Grant. Los cuales bordan sus respectivos papeles sin un pero que ponerles. Se encuentran muy bien acompañados por unos excelentes ayudantes como May Robson, en el personaje de la tía ricachona y prepotente. Fritz Feld como agente de la ley y Leona Roberts.
Por cierto la escena del caos total que se produce en la cárcel, me recordó muchísimo a una película también del mismo año, El hotel de los líos de los hermanos marx. Si tenéis oportunidad compararlas.
Son algunos ya los directores, actores y actrices actuales que han heredado bastante de este trío, hablo de Hawks, Grant y Hepburn. Para empezar no todos los directores que destacan en un género (en este caso el western) se mueven tan bien en diversos estilos como lo hizo Hawks, ni siquiera el gran John Ford, que aunque dirigió comedias no tenía tanto sentido del humor como su “oponente”, hablo de sus típicas peleas en los bares a puñetazo limpio, claro que luego su sabiduría y talento sobresale, como vimos en “El hombre tranquilo”.

De Cary Grant se ha dicho varias cosas, que es un actor de poco talento y de escasos registros, para mi fue un excelente actor, que le venía como anillo al dedo este tipo de papeles, (hay muchos que intentan imitarlo o parecerse a el como es el caso de Hugh Grant), además experimentó en el suspense gracias a su paisano Alfred Hitchcock, y que yo creo que queda totalmente integrado.

De Katharine Hepburn no tengo mucho que decir, aunque no esté muy de acuerdo con los oscar no es casualidad que esta actriz ganara cuatro (de los que tantas veces rehusó), y estuviese tantas veces nominada (aunque quizás en exceso), fue una de las primeras en no destacar por su belleza, vamos, una actriz que podíamos decir que valía para todo.

Hablando de la película, podrán calificarla de tonta y demasiado disparatada, pero es que es en su ingenuidad donde está la gracia, que por el excelente labor de los guionistas, actores, etcétera, encaja bordando la perfección.
La película desprende desde el principio de un muy buen ritmo, haciendo una película de lo más dinámica. El humor se encuentra en toda la cinta gracias a unos ingeniosos y muy bien escritos diálogos que desprenden frecura e ingenio. Todo ello lo debemos unir a un muy buen guión, que mete a todos sus personajes en situaciones de lo más alocadas y disparatadas que uno pueda llegar a imaginar. La guinda del pastel nos la ofrece un cuidado reparto encabezado por la grandiosa Katharine Hepburn y el divertido Cary Grant, que ambos logran unas interpretaciones de lo más sólidas y divertidas.

Quisiera no entrar en demasiados detalles con su historia, pues no tiene desperdicio y es mejor que cada uno la vaya saboreando por él mísmo viendo las desventuras del pobre personaje interpretado por Cary Grant. Si algo hay que resaltar de la película es su gran humor, todavía muy agudo a pesar del transcurso de los años y a una Katharine Hepburn divertidísima interpretando a un personaje de lo más alegre e inocente que se gana la simpatía del espectador desde el primer instante en que aparece. No se la pierdan, pues esta pareja de actores nos deparan unos grandes y divertidos momentos en esta cinta de lo más alocada y divertida.

video
Por regla general, odio las comedias románticas, sean de la época que sean. Son pelis blandas, con un humor blanco, mucho enredo, mucha mariconada, y ninguna idea potable con que quedarse, e irreales de todo, pues la vida, no es así ni de coña. Pero si hablamos de un director cómo howard hawks, y de una actriz como katherine hepburn, la cosa cambia y de que manera. Uniendo sus fuerzas con el galán carey grant, estamos hablando del cine con mayúsculas, el que se hacía en los años 30, ese mismo año, se hacía una de las mejores películas de todos los tiempos: "rebeca". Comedia de enredos, que solo sirve para pasar el tiempo, pero que es maestra en su género, ya no hay ni guiones, ni actores ni directores tan buenos. Ahora todas las comedias de enredos están protagonizados por actores tan ridiculos como jeniffer aniston, comparar a katherine hepburn, con aniston es como comparar caviar con un bocadillo de mortadela

No hay comentarios:

Publicar un comentario