viernes, 7 de septiembre de 2012

el exorcista el comienzo

2004. 114 minutos. terror. usa. director: renny harlin. reparto: stellan skasgard, james darcy, isabella scoroupco, julia wadham.
sinopsis: Precuela de "El exorcista" (The Exorcist, 1973), de William Friedkin, que relata el primer encuentro del padre Lankester Marin (Stellan Skarsard) con el diablo, en África, durante la Segunda Guerra Mundial

En Hollywood pasan cosas que son realmente sorprendentes, esta nueva versión en forma de precuela del clásico de Friedkin fue originalmente dirigida por Paul Schrader cuyo montaje disgustó tanto a la Warner que contrató al finlandés Renny Harlim (“La isla de las cabezas cortadas”, “Máximo riesgo”) para rehacer casi por completo toda la película. De esta manera y al día de hoy se conocen ambas versiones, ya que la originalmente versión descartada de Schrader se puede ver hoy en DVD bajo el falso y mentiroso eslogan de “La versión prohibida” cuando realmente sería “La versión rechazada”, pero el euro es el euro y para ganarlo se recurre a la mentira que sea necesaria.. Y ¿cual de las dos versiones está mejor? Desde mi punto de vista la versión de Harlim es mucho más atrayente y moderada, el finlandés tenía bastante más claro que Schrader que quería hacer y cual era su verdadero reto. El problema que se encontró fue un presupuesto demasiado bajo (dilapidado en su mayoría por Schrader) que se nota sobretodo en algunos planos en los que los efectos digitales toman protagonismo, por otro lado le dio al espectador bastante más de lo que realmente quería sin caer demasiado en los tópicos ya conocidos del film de 1973, convirtiendo ésta en un film bastante desenfadado sin pretensiones demagógicas, es decir yendo directamente al grano y centrándose por completo en sucesos que rodean a los protagonistas. Schrader en cambio se vio pretencioso, hizo un montaje egoísta y traicionero que casi nada tenía con el título que da origen al film, en el que los fantasmas del padre Merrin están más presentes que la inexistente y espesa historia que se pretendía contar. Los más puristas seguro que se agarran a la mano del guionista de “Taxi driver” para justificar el ininteligible y aburrido despropósito del Sr. Schrader. Al menos Harlim se tomó en serio el respeto por la continuidad que exigía la película en sí, a pesar de que los hechos suceden mucho antes de los expuestos en el film de William Friedkin y tienen una lógica mucho mayor. Más directa, con garra, entretenida y no despista al espectador, una digna película (la de Harlim) que mantiene un enfoque coherente al original pero bien adaptado a tiempos más modernos.
 Adentrándome en la película, me gustó mucho la ambientación del filme, su fotografía es deslumbrante. Se recrean unos escenarios apropiados para el normal desarrollo de un filme de terror. La música acompaña bastante bien, claro que tiene mucho de los estereotipos que se usan hoy día para causar suspenso. No hay mucho de original en ello, pero no deja de ser efectiva por momentos.

Ni hablar que no hay comparación con la obra de William Friedkin, pero para mi es una obra que sirve y vale la pena verla como para ir entendiendo apenas la historia del Padre Merrin. Sus convicciones perdidas, su determinismo para afrontar situaciones, la pérdida de la fe y su ocasional enfrentamiento con el demonio. Se explica muy bien cómo este sacerdote ha perdido su fe, y se vuelve escéptico. De allí parte el error más fuerte y notorio de esta cinta: cómo un hombre sin fe puede afrontar un exorcismo? Desde el punto de vista religioso, para el que es creyente, esto es una estupidez muy grande. Como dije, falla el guión, el desarrollo se vuelve inverosímil por partes.


Las actuaciones fueron para mi convincentes, Stellan Skarsgård brinda un digno protagónico con mucha solvencia en su trabajo, nos brinda una interesante mirada a un sacerdote sin fe, pero con una fuerte convicción en su accionar. La mejor interpretación del filme es la suya. Izabella Scorupco acompaña bien, pero no tiene suficiente desarrollo su personaje como para lograr una idea acabada de su labor. Los demás son actores desconocidos, pero que no desentona ni mucho menos.

Claro que si entramos en comparaciones, esta precuela le queda chica a semejante historia que había que concatenar, pero tampoco entremos en la idea de que es una pésima cinta porque puedo asegurar que no lo es.

Es una respetable y hasta me animo a decir que buena película que dejará insatisfecho al que utópicamente pensaba que podría hacerle sombra a la maravillosa obra maestra del terror "El exorcista", pero que dejará satisfecho a quien sabe de qué se trata y no espera con tantas pretensiones.

Particularmente me doy por satisfecho, pasé un grato momento de terror, un poco bizarro por momentos, pero con buenos pasajes de escalofríos.

Me considero un fanático de la obra de Friedkin, y considero que esta película no es una bazofia como sí fue por ejemplo la segunda parte "El hereje".

Dejando lugar a los efectos visuales, no son de lo mejor que pudieron llegar a ser, pero pasan la prueba. El maquillaje y el vestuario es perfecto, al igual que los ambientes densos donde sólo se respira tensión gracias a una fotografía que otorga al filme un paisaje siniestro y lleno de angustiantes secuencias.

Para quienes tienen dudas, no dejen pasar la oportunidad de verla porque si bien tienes sus flaquezas, mayores son sus virtudes.
 Curiosa historia la de El exorcista: El comienzo. Schrader la rodó enterita y su montaje disgustó tanto a los productores que ofrecieron a Renny Harlin volver a hacerla desde el principio. Harlin aprovecha alguna de las escenas de Schrader para hacer, según mi punto de vista, una película mucho mejor que La versión prohibida (la de Schrader, que por desgracia no hace honor a su nombre).

De Renny Harlin había visto poco. La jungla 2 y Pesadilla en Elm Street 4. Los dos trabajos del finlandés me habían disgustado bastante, la verdad. El guion de Alexi Hawley está construido para ser fiel a la película de 1973 y darle un orígen digno. Sin alardes ni yéndose por las ramas, lo consigue (relativamente). Harlin utiliza trucos de mercadillo para asustar y convierte la película en un clon de cualquier producción de terror actual, en la que manda la poca luz y los sustos son previsibles, pero así y todo consigue ser la única que consigue, a menor escala, sobresaltar del mismo modo que la primera. Harlin tira de gore y de cambios de plano simples para asustar al espectador, que es de lo que se trata, pues quien piense que puede hacerse una secuela digna de un clásico atemporal como es El exorcista está muy, muy equivocado (yo lo estuve). Lo peor de la película son, sin duda, los efectos digitales. Lo de las hienas, en pleno siglo XXI, es inaceptable. Sin embargo, los efectos que se utilizan en el desenlace son bastante sorprendentes, visto lo visto.

Stellan Skarsgard es un crack. El actor sueco se las apaña para brillar con cualquier papel, ya sea protagonista, secundario o se limite a aparecer dos minuts. En El comienzo imprime un carácter al 'Padre Marin' que se acerca al de Max Von Sydow y eso son palabras mayores. LIzabella Scorupco sorprende y mucho. La actriz, cantante y modelo polaca está a un nivel sensacional, como si se hubiese dedicado toda la vida a actuar. Yo, que no tenía ni puta idea de quién era, quedé fascinado... por varios motivos. Pasable, aunque poco más, el trabajo de James D'Arcy, muy limitado por un personaje que tiene poco que ofrecer, así como por su escasa capacidad para transmitir lo que sea.

Resumiendo, que es gerundio: vilipendiada por la crítica y por el público, tras El comienzo y su monumental fracaso llegó La versión prohibida (que más bien debería llamarse La versión que no quisieron los productores y que tuvieron que aceptar por cojones, aunque el título es algo largo). A mi entender, esto no debió suceder, pues la obra de Renny Harlin es inmensamente mejor que la de Paul Schrader. Por mucho que Schrader sea un guionista soberbio (Taxi Driver, La última tentación de Cristo...) eso no te convierte en un buen director. Ni en director, qué coño.

Pese a las malas críticas, a mí me parece una película que enlaza bien con lo que será la trama posterior de "El exorcista". Stellan Skarsgard interpreta muy bien al joven Padre Merrin, cuyos demonios quedan muy claros en el guión, y cuenta además con la presencia de Izabella Scorrupco, una bella polaca que proporciona el inevitable toque de tentación al sacerdote dudoso de su fe y que pronto se acogerá a ella ante la terrible sorpresa que el Maligno le depara.
 A principios de los años 70, se estrenó en los cines una película que iba a sentar las bases de un género que cada vez tiene más adeptos: los exorcismos. Casi 30 años más tarde, en plena vorágime de secuelas, una productora ávida de pasta tuvo la feliz idea de realizar la precuela de ésta, una de las películas más aclamadas de todos los tiempos, para hacer su agosto. El resultado de dicha película no terminó siendo del agrado de la productora porque, una vez terminada, decidieron rehacerla con un director distinto. El problema vino por el poco presupuesto con el que disponía el nuevo director y la intención de la productora de hacer la película más comercial.

La idea de la trama es mostrarnos los dificiles inicios del padre Merrin y como se convirtió en un exorcista. Así vemos la experiencia traumática que le alejó del sendero de la religión y la presencia demoníaca que le hizo volver al sendero de la religión y dirigir su fe a luchar contra el maligno.

Como ya se ha mencionado anteriormente, el gran problema de este largometraje fue el poco presupuesto que tuvo. Pretender hacer una película de las llamadas comerciales con poco presupuesto es una quimera. El otro problema que tuvo, fue precisamente ese último punto: convertir una película, "el Exorcista" original, no comercial en una película comercial. De esa manera, se pierde todo el encanto. Sin embargo, la película se deja ver y es válida para pasar un buen rato.

Respecto a las interpretaciones, todas ellas bastante potables; en especial un Stellan Skarsgard que, como es habitual en él, borda su papel.
 Izabella Scorupco. Lo mejor de esta película. Una actriz que expresa sentimientos con sus armas de interpretación. Pero para una película, el que tenga una buena actriz, no lo es todo para que sea buena. Aunque el terror apenas es perceptible en esta segunda parte de "El Exorcista", ya que es muy difícil superar el terror que nos produjo la primera parte, sobretodo con esa espectacular banda sonora de Mike Olfield, esta película resulta interesante y entretenida, con buenos escenarios, vestuario y maquillaje. Aún así, puede resultar un poco lenta y pesada por la falta, muchas veces, de diálogo entre sus personajes.

 Caer en el error de comparar cualquier película de exorcismo con el exorcista de Friedkin y Blair es limitarte a la hora de ver la película.
La cinta es buena, la trama está bastante bien y tiene momentos de buen cine. Eso sí, ni por asomo acojona lo que acojonaba la de Friedkin.
He visto tanto la versión prohibida como esta y aunque ya hace tiempo que la ví, recuerdo que es la prohibida la que más me gusta, pero tampoco con una diferencia excesiva.
Cierto es que a mi el cine de terror me gusta mucho y la verdad que el tema del demonio mola bastante, por lo que me suelen gustar todo este tipo de películas. Dicho esto, decir que no es, ni mucho menos, una mala película de miedo.
video
 yo nunca cometo el error de comparar a las precuelas con la original, obviamente saldrían el 99% perdiendo. De está peli diré que ví las dos versiones, la primera que rechazaron sabiamente porque era un auténtico bodrio. No daba miedo ninguno, aburría apartes iguales, y el guión era malísimo. La vendieron como la versión prohibida, para rascarnos unos duros al bolsillo, pero no piqueis el anzuelo, es la versión rechazada. Sobre la versión final, la cosa mejora bastante, tenemos un pueblo enfrentado a sus invasores, a pazuzu metido en el cuerpo de la doctora, ese es un golpe de efecto bastante decente, y crímines que suceden en la iglesia, aparte de efectos y situaciones paranormales. Su arranque es lo mejor, y la última hora es una orgía de acontecimientos, algunos pasables otros aburridos, pero en su conjunto global le daría un 5.

2 comentarios:

  1. Curioso, ni sabia de la existencia de esta precie la,posiblemente los problemas que tuvieron para sacarla hayan ido claramente en detrimento de su éxito. Estoy de acuerdo contigo en que no se debe comparar con los grandes clásicos que son el origen de estos nietos porque seria hacernos falsas ilusiones.

    ResponderEliminar
  2. pues sí, la primera versión que sacaron era tan mala, que tuvieron que volver a rehacerla del todo, soy tan friki que tengo las dos versiones.

    ResponderEliminar