sábado, 22 de septiembre de 2012

rocky 3

1982. usa. 99 minutos. director: sylvester stallone. reparto: sly, talia share, burguess meredith, Mr T, carl weathes, nominada al oscar por mejor canción original.
sinopsis: Tras haber defendido el título diez veces, el campeón mundial de boxeo Rocky Balboa (Silvester Stallone) ha decidido retirarse. Sin embargo Clubber Lang (Mr. T), un boxeador muy agresivo que ha ido escalando puestos a base de destrozar a sus rivales, desea arrebatarle el título. Pese a la negativa de Rocky, Clubber consigue provocarle para que acepte el desafío, y esta vez el resultado del combate se presume bastante incierto.

 Como película sobre el personaje de Rocky Balboa, no está nada mal, y pese a los esquemas argumentales utilizados, que ya están algo vistos, funciona a ratos.

Destacaría, en especial, ese 'in crescendo' que logra la cinta dirigida por Stallone durante su transcurso ya que, tras un inicio no demasiado afortunado, donde se nos presenta la situación de una forma blanda, sin gancho, exponiendo las distintas disposiciones que rodean a los personajes principales (la meteórica carrera de Rocky, la ascensión de Clubber, etc...), y dando vida a algún que otro instante que, amén de no revelarnos nada de suma importancia, no aporta demasiado (el de Hulk Hogan en el ring con Sylvester que, por antológico que pueda parecer, sobra en un film como "Rocky III", por el cauce que toma éste más adelante, y porque nunca llega a saber uno si lo que se pretende es criticar algo o, simplemente, dejar en el camino unas escenas curiosillas), tras todo ello, el film dirigido por el mismísimo Stallone, logra definitivamente arrancar y darnos las primeras pautas de hacía donde se dirigirá esta tercera parte de la saga que popularizó (junto con "Rambo") al famoso actor estadounidense.

Y es que, desde la desaparición del ring de Rocky, que se da tras ese enfrentamiento con Clubber, y nos otorga las claves para empezar a hablar de lo que realmente importa, la propuesta toma la senda adecuada, y nos introducimos como es menester en las dudas, miedos, cuestiones e inquietudes del púgil, consiguiendo que nos lleguemos a creer lo desamparado de su personaje, y prestemos la atención necesaria para seguir la vuelta a los ruedos de este mito del cine.

Su última parte, consta de la anticipada pelea donde, en un principio, el protagonista no concibe como actuar y, más adelante, termina logrando, mediante argucias, conocer el método para intentar derrotar a su oponente, sea cual sea el resultado final. Y así concluye "Rocky III", otra de las innumerables partes (ni con los dedos de la mano se pueden contar ya) de una de las sagas más famosas de la historia del cine que, si no fuese por ciertos detalles, estaría a una altura suficientemente digna. Aun y con esas, resulta un anexo peculiar, y una secuela que ningún aficionado debería perderse si le interesan las peripecias del gran Rocky Balboa. A tener en cuenta.
 Varios escalones por debajo que sus anteriores secuelas, pero muy buena también, escenas emotivas y recordadas, (lacrimógeno momento cuando Mickie se queda en el vestuario mientras destrozan a Rocky) un Rocky más cachas, más esculturar, más ágil, pero peor actor, dejan bastante de lado un guión, también del propio Stallone como toda la saga y como no, dirigida por él.
Aquí se basa más en las peleas y un largo entrenamiento, que en los mismos personajes, claro está que ya los conocemos a todos y sobra las explicaciones, pero aunque me siga gustando y la haya visto varias veces es la tercera en calidad, pues cada película que se hacían era peor que la anterior.

La tercera parte de Rocky es sin duda de las mejores de la saga ya que hay una serie de acontecimientos que se producen emocionantes, emotivos, dramáticos y dignos de elogios. Stallone dirige de forma genial esta tercera parte en la que Rocky está consagrado y es muy aclamado entre la gente. Lo que Rocky no sabe es que ha estado peleando estos últimos tiempos con boxeadores comprados, combates amañados por Micky para que el héroe pudiera seguir en lo más alto.

Rocky se entera de esto porque entra en escena otro boxeador, sediento de hambre y de victoria, un hombre despreciable interpretado por Mr. T, que lo único que quiere es derrotar a Balboa y hacerse con el título de campeón. En esta tercera entrega vemos uno de los combates más apasionantes y emocionantes, gracias al camino que debe seguir el protagonista para recuperar la garra, la mirada del tigre. Para ello contará con la ayuda de un inesperado Apolo y nacerá entre ambos una bonita amistad.

Antiguos contrincantes se unen debido a la ausencia de Micky, y esto es algo emocionante la primera vez que ves la película. Nadie se podía imaginar que grandes enemigos pudieran convertirse en grandes amigos y no solo esto, sino luchar juntos contra otro. Es genial el entrenamiento de Apolo y Rocky juntos, de lo mejor de la saga, también se le parte a uno el alma viendo el dolor por la muerte de Micky, uno de los personajes más entrañables de la saga, el ángel de Rocky. En definitiva, una película más atractiva que sus anteriores y una de las mejores de la saga junto con la primera y la cuarta para mi gusto.
Rocky ha entrado en la década de los 80 y es inevitable que esto se note en la película resultante, ligera en pretensiones pero comercial a no más poder, como demuestran la aparición de un sensacional Mr. T (El Equipo A) como temible oponente de Balboa para arrebatarle el título, el numerito montado por el campeón de pressing catch Hulk Hogan (aquí llamado el Supermacho) y la ochentera y resultona canción del grupo "one hit wonder" Survivor, "Eye of the tiger", que rivaliza con el eterno tema de Conti tantas veces oído.

La película cumple estrictamente la función para la que ha sido rodada, entretener sin pretensiones a grandes, pequeños, deportistas, vigoréxicos y tímidos que deben reunir fuerzas para darle un porrazo al matón de su clase. Agradecido cambio de tercio en los exteriores: la California profunda está muy bien retratada sin recurrir al tópico fácil de sol y playa y podemos olvidarnos por un rato de los eternos astilleros de la ciudad natal de Rocky, tan presentes en las dos primeras entregas.

Antológica la frase estrella del filme "la mirada del tigre", un resumen de lo que ha de tener todo deportista y competidor para triunfar en cualquier lid y una enseñanza necesaria para afrontar con éxito las dificultades diarias a base de poner actitud positiva en todo lo que se hace.
 En esta tercera parte, no es ningún secreto que Rocky es ya un boxeador consolidado y triunfador. Pero no todo puede ser tan sencillo, porque con un caminito de rosas no habría película, así que otra vez se lían las cosas.

Lo que puedo decir es que el personaje sigue en su línea: simple, espontáneo, y en este caso, un poco más reflexivo, aunque no le pidamos peras al olmo. Rocky evoluciona emocionalmente, pero no intelectualmente, lo cual me parece muy bien (lo contrario no sería creíble).

En esta tercera parte tenemos un toque de drama y a un contrincante muy, muy, muy malo, pero malo en el sentido de que tiene una mala leche que da miedo. Y tenemos a Apollo de parte de Rocky, lo cual no deja de ser un giro interesante, ya que el archienemigo se convierte ahora en aliado. Debo decir que en las dos entregas anteriores yo odié a Apollo, pero en esta hicimos las paces.
 Y esto es lo que nos encontramos en la película. Un Rocky Balboa (Sylvester Stallone) consolidado como campeón de los pesos pesados envuelto en la opulencia, olvidando sus orígenes y a su vez, olvidándose así mismo de que para llegar hasta donde ha llegado ha tenido que hacer grandes sacrificios. Un Rocky más pendiente de las promociones publicitarias y las parafernalias estéticas que de ser un verdadero boxeador.

Un Rocky auto confiado en sí mismo que se enfrentará a Clubber Lang (Mr. T), un boxeador aspirante al título mucho mejor que él, mas bestia y agresivo que derrotará al Potro Italiano. Este hecho hará que Rocky medite y se replante a sí mismo que debe hacer con su vida e incluso si debe seguir boxeando.

A nivel comparativo entre Rocky y Rocky II, esta tercera entrega ha perdido toda “la esencia” que existía en la primera entrega y de la que aun quedaban pequeños rasgos en la segunda. Es una película diferente, en la que no vemos a un Rocky Balboa que sufre desde un principio ni en la que uno pueda sentir el mismo nivel de identificación que en la primera entrega. Es más, en la primera mitad de la película el protagonista parece como si estuviera sumergido en una nube de la que no es consciente hasta que no cae derrotado. Una derrota merecida que le hace encarrilarse de nuevo hacia el buen camino.

Sylvester Stallone* vuelve a enfundarse en el papel de Rocky Balboa por tercera vez para consolidar lo que mejor sabe hacer, boxear. Talia Shire da vida de nuevo a Adrianna, la sensual y atractiva mujer de Rocky que volverá a jugar un papel fundamental en la trama siendo una de las piezas claves del protagonista y porque no decirlo, la “kryptonita” del protagonista. Carl Weathers da vida a Apollo Creed, el que fuera rival y gran protagonista de las dos anteriores entregas y que por sorpresas de la vida, será el gran apoyo para Rocky para volver a convertirse en un boxeador de verdad.
video
a mi me mola mucho. Por partes, tiene mucho de show esta tercera entrega, por la presencia de hulk hogan y mr t. Pero tiene una gran banda sonora, y está bien construida. Rocky se le subió el éxito a la cabeza, sus entrenamientos son un show, y mr t le da una soberana paliza, aparte de perder el cinturon de campeón, pierde a su entrenador, que muere. Es cuando rocky decide dejar el boxeo, y se da cuenta de que su entrenador le buscaba boxeadores de medio pelo para seguir conservando el cinturón, se deprime y deja el boxeo.
En esto aparece apolo, que lo entrena, y estó es lo mejor de la peli, cómo consigue que rocky vuelva a tener fe y vaya a por mr t. La pelea final, para mi gusto es irreal del todo, me gustó mucho más las dos primeras con apolo, son las mejores. Pero banda sonora, boxeador que pierde todo y debe volver a empezar, show, apolo... no es una mala combinación, es muy entretenida.

2 comentarios:

  1. En esta se centran más en el tema boxeo,la historia del entrenamiento al más puro estilo karate kid y efectivamente dan menos relevancia al guión y el perfil humano de los personajes,pero si te gustaron las dos primeras esta es de visión obligada también

    ResponderEliminar
  2. pues si, todos los jueves echan una de las partes de rocky en la sexta 3

    ResponderEliminar