viernes, 28 de septiembre de 2012

rocky 5

Usa. boxeo. 1990. 104 minutos. Director: sly. reparto: sly, talia shire, burgess meredith, burt young, sage stallone, tommy morrison, richard grant, george washington duke.
sinopsis: Rocky Balboa regresa de la Unión Soviética convertido en un héroe, pero arruinado económicamente debido a la mala gestión de su cuñado Paulie -Burt Young-. Última entrega [nota actualizada: en el 2006 volvería con "Rocky Balboa"] de la exitosa saga, que finaliza por el desgaste de sus repetitivos argumentos y con un público saturado tras cuatro interminables películas. La primera fue un OK, el resto un KO -la segunda y tercera a los puntos, las dos últimas en el primer asalto-.

 Esta película es una de las más incomprendidas de toda la serie y tal vez su error radique en que cuando nos hemos acostumbrado a ver a Rocky como una persona sobrehumana nos vuelven a sus orígenes de persona sencilla y humilde de los Rocky I y II.

Si en Rocky III y IV veíamos a un Rocky más culto, sofisticado y educado, en esta película vemos al mismo Rocky medio loco y medio sonado de las dos primeras películas.

El gran fallo de la película es lo mal que se cuenta el paso de estar en lo más alto a caer en lo más bajo. No te llegas a creer que eso pueda pasar, aunque visto lo que ha pasado últimamente con las estrellas del boxeo da que pensar.

La pelea final es original al realizarse fuera del ring y está muy bien.

Si bien esta película parece que no ha gustado a los aficionados ni al propio Stallone, la considero un digno broche a la serie.
 Rocky V cerró de forma temporal la magnífica saga del boxeador más entrañable de todos los tiempos. Es la película menos valorada de todas aunque en mi opinión no es tan mala como la describen. Es una más de Rocky y como todas ellas, es emocionante y muy buena, entrañable. En esta ocasión Rocky se ve obligado a regresar al sitio de donde salió, a su antiguo barrio. Su hijo obtendrá bastante protagonismo en esta entrega y se verá aislado de su padre por culpa de Tommy Gunn, un joven boxeador que quiere llegar a donde ha llegado Rocky y quiere ser su pupilo.

A partir de aquí, del encuentro entre Rocky y Tommy se desarrollará toda la trama. Rocky recobrará la ilusión y se sentirá de nuevo un campeón gracias a Tommy pero todo cambiará para ambos. La lucha final es sorprendente en esta ocasión, para aquellos que no la hayais visto, rompe todos los pronósticos, no te esperas que sea así pero es realmente buena y emocionante, todos deseamos durante la película que llegue por todo lo que ha sufrido Rocky y su familia, por la ingratitud de un hombre que no tiene corazón y ahí esta la diferencia con el potro italiano, no tiene su corazón.

La película tiene momentos entrañables como el recuerdo de Micky en el gimnasio, cuando Rocky observa que el gimnasio está destruido, se me saltan las lágrimas con esa imagen. Una muy buena quinta parte, como todas las de Rocky aunque sí es verdad que no es de las mejores, pero a mi me encanta como todas las del boxeador, genial.
Del reparto, el único que se salva de la quema es Sylvester Stallone, y muy por los pelos. Volverá a dar vida a un Rocky, que lejos del estereotipo del personaje que representa, lo vuelve a hacer bien. Absurda y más que bochornosa me parece la actuación de Sage Stallone, interpretando al hijo de Rocky. Quizás sea cruel lo que mencionaré, pero la calidad de la cinta hubiera aumentado mucho más si la presencia de su hijo se hubiera obviado. Por último, la interpretación de Tommy Morrison en el papel de Tommy Gunn, un chico que intentará aprender del Potro Italiano para convertirse en un gran boxeador.


La peli es mala. Pero le tengo tanto cariño a Rocky que me veo incapaz de ponerle una nota baja. Aunque sea por esos diálogos que nunca cambian (porque Rocky siempre es Rocky), vale la pena verla. Pero sólo si eres fan de la saga, como yo lo soy.

Esta peli viene a ser lo mismo de siempre, pero pierde mucho al no ser Rocky el que se prepara para un combate. El chaval aprendiz es un memo absoluto, un palurdo que pega fuerte y ya está. El mensaje que nos venden vendría a ser este: Rocky puede ser un poco memo también, y pega muy fuerte, con lo cual en teoría es igual que cualquier idiota que sepa boxear. Pero no señores, no se engañen, porque Rocky tiene un gran corazón y eso lo hace especial. Y aunque ese es sin duda un mensaje simplón, ñoño y cursi, es lo que hay, porque todas las pelis de Rocky se basan en eso: en que, a pesar de ser un tío bastante lento de entendederas, es especial por algo más que por su técnica. Y ese mensaje funcionó desde la película uno hasta la cinco, aunque deteriorándose progresivamente hasta ésta que nos ocupa (yo soy muy fanática de las pelis 1 a 4). Y esa misma esencia fue la que recuperaron con bastante acierto en la entrega 6, con un Stallone artrítico pero que sigue siendo Rocky, con sus frases cutres y sus razonamientos lineales, un poquito más elaborados, pero no mucho. Y a mí me gusta así.

Pero volviendo a esta quinta entrega, ¿tiene algo destacable? A nivel de entrenamiento no me gusta (hay poco), pero la pelea final tiene su gracia por ser distinta. Pero no puedo ponerle más de un 6 aunque quiera hacerlo, porque en todas las otras pelis de la saga sufrí e incluso sudé en los combates sentada en mi sofá o en la butaca del cine... en ésta, en cambio, mi nivel de adrenalina se quedó bajo cero. Aun así, se lo perdono.
 a película es un viaje a los inicios de Rocky en Filadelfia. Éste vuelve de su viaje a Rusia, de enfrentarse a Iván Drago pero se encuentra con que una mala gestión de su cuñado Poli ha dejado a la familia en bancarrota.
La película, aparte de ser floja, es totalmente distinta a las demás. No hay entrenamiento, no hay esa música que te erizaba los pelos, incluso por no haber, Rocky ni siquiera sube a un cuadrilátero. En su lugar podríamos decir que encontramos un drama familiar que se tendrá que adaptar a la nueva situación de pobreza. El problema está en que el guión es bastante flojo que hace incluso, que Stallone reniegue de esta película.
Las actuaciones son normales salvo la del hijo de Rocky (Sage Stallone, hijo de Sly en la vida real) que verdaderamente sobra.
Lo mejor: Aunque pese decirlo, es Rocky
Lo peor: La historia que nos cuenta y la actuación de Sage Stallone
El fallo: La película comienza con el regreso desde Rusia de Rocky. Su hijo parece que ha crecido 4 o 5 años durante las semanas que estuvo su padre fuera
 "Rocky V" trata de ser un digno epílogo a una saga muy popular de los 80, la del Potro italiano. Sylvester Stallone vuelve a enfundarse los guantes del boxeador fajador y acostumbrado a superar adversidades, aunque la trama no aporta grandes novedades, buena parte del reparto original repite, por lo que muchos aficionados de la franquicia disfrutarán ese aspecto.

John G. Avildsen maneja algún concepto interesante, en primer lugar, una clara parodia/crítica de las figuras como Don King, esos mánagers que explotan y sacan la sangre de sus criaturas deportivas, para luego dejarlas en la estacada. El segundo, que todo vuelva en esta entrega final (mantengamos "Rocky Balboa" al margen) a las malas calles donde se inició la carrera del protagonista, incluyendo la pelea final.

Perdonando sus defectos, es una cinta entretenida y amena, aunque tiene una repetición de moldes que ya todos conocemos de la tetrarquía anterior, pero que siempre le ha dado a Stallone una buena repercusión en taquilla, probablemente porque Balboa sabe tocar la fibra del gran público de una forma efectista. 
video
Rocky vuelve sonado de Rusia, tanto que los médicos le obligan a dejar el boxeo. Arruinado vuelve a su philadelphia natal. es la peli donde sly mejor actua, lo cúal es todo un logro para él. es la peli más familiar de la saga, como siempre cuando rocky más hundido está pues su mujer da un discurso y lo levanta, también sage stallone el hijo real de sly, pues tiene su cota de protagonismo, malograda la carrera del ya fallecido sage.
En cuanto a la acción, pues rocky entrena a tommy gunn ( tommy morrison en la vida real, sobrino de jhon wayne, y boxeador de pesos pesados en la realidad) pero washington duke, se encarga de captarlo y hacerle ver que pierde el tiempo entrenando para rocky el lo que quiere es un enfrentamiento entre gunn y rocky. Es una paradia de don king.
Pero rocky pasa ya de todo, está sonado perdido sólo juega al pimball. y tommy gunn ya que no quiere pelear pues lo busca en el bar, y se lian a leches. Tommy gunn acabá de ganar el campeonato y ahora es el número 1, pero la prensa le dice que no vale nada al lado de rocky. así que cabreado se pelea con rocky en el bar delante de sus vecinos. No está en juego nada, pero es cómo si se disputase el cinturón de campeón, y cómo no, rocky encaja sus golpes pidiendole más y acaba por darle una soberana paliza, tiene sus cosillas esta parte, pero no es gran cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario